Este blog es un cuaderno de notas de miradas a lo posible y reflexiones hechas a vuelapluma sobre lo que se está haciendo y lo que queda por hacer en las bibliotecas escolares para que dejen de ser un sueño o una utopía… Si has llegado hasta aquí y quieres opinar, eres un bibliolibre.

Bienvenido y espero que te quedes, necesitamos gente con ganas.

lunes, 23 de marzo de 2015

El club de lectura de un domingo cualquiera del mes

Un domingo cualquiera de cada mes, nos reunimos un grupo de gente muy variopinta, a hablar sobre un libro que previamente hemos elegido por amplio, o no tan amplio, acuerdo...

Normalmente vamos cambiando de lugar, pero suele ser en algún bar con encanto, peculiar o que tenga historia y nos quiera acoger, porque no siempre cabemos.



 Ayer, tarde lluviosa, el encuentro tuvo lugar en uno de los recovecos del primer piso del café Comercial, en la zona de Bilbao, que se está convirtiendo en uno de nuestros preferidos... siempre encontramos sitio aunque, como ayer, el salón grande estaba reservado para la retransmisión del partido de fútbol más importante comercialmente de la liga. Nosotros en nuestro rinconcito no oíamos más ruido que el de nuestras voces...


 Este era el libro que teníamos que comentar ... y como curiosidad os contaré que el camarero (los camareros del Comercial saben más de Literatura que la mayoría de nosotros) al ver los libros, nos comentó que Julio LLamazares, habitual de este café, había hecho la presentación de este libro precisamente allí...coincidencia que nos llenó de alegría, porque precisamente este libro, en sus diferentes maneras de mirarlo, ya que somos un grupo bastante heterogéneo, es de los que más nos ha enriquecido ... según mi opinión.



 La presentación estuvo a cargo de Pablo A. y he de decir que se la había currado bastante y fue ameno con la cantidad de información que nos traía.


En las fotos me falta la otra mitad de la mesa...pero no sé qué me ha pasado con ellas, las hice, de verdad...desastre de fotógrafa...

Nos quedamos con las ganas de oir la experiencia de Fátima con su aurora boreal porque no pudo acudir a la cita; Quique en Nerja; a Almudena, en tierras galas, le enviamos nuestra cariñosa añoranza(echamos de menos tu risa y tus sabias y originales reflexiones). A Elvira, aún no la he podido conocer. Y Silvia e Inés avisaron de su ausencia.
Se ha incorporado un nuevo miembro, Jesús, que ha sido el primer novato en venir con el libro leído.
Y la gran sorpresa: Pablo, el otro, y nuestra aguerrida Marta, que aparecieron con sus maletas después de casi recorrer medio mundo desde su salida en Yamena y nos dieron la alegría de la tarde.
...Para el próximo encuentro..."Matar a un ruiseñor", que luchó encarnizadamente contra "Expiación", pero salió vencedora.
Esta es la crónica social del encuentro, la literaria, la de fondo, la pone nuestra Marta en el blog grupodelectura2012.blogspot.es.com

domingo, 22 de marzo de 2015

Nueva experiencia en la biblioteca escolar del IES Las Encinas

Con la llegada de la primavera ponemos en marcha una nueva experiencia en nuestra biblioteca escolar...


 Una biblioteca libre... 

 Con toda la ilusión del mundo, David, el encargado de la biblioteca del IES Las Encinas y profesor de Filosofía, construyó esta hermosísima y original biblioteca con las cajas que habíamos empleado en la exposición de Premios Literarios durante la semana cultural del curso pasado y con su inagotable imaginación...

 Durante el curso hemos ido buscando un fondo adecuado a toda nuestra comunidad escolar...

 Ciento cincuenta libros libres salen ahora al patio del recreo para el uso y disfrute de quien quiera...¿Condiciones?: Coge un libro, deja un libro...

Desde ahora hasta el final de curso, esta biblioteca ya es de todos y se puede usar libremente, para leer en el recreo, mirar un rato un libro, o llevárselo a casa y devolverlo cuando se haya leído. Sin condiciones, sin obligaciones, sin compromisos...una biblioteca libre

viernes, 27 de febrero de 2015

Travesía por los estados de la palabra: la emoción por la literatura hecha arte



"Botella al mar para el Dios de las palabras"...un fragmento del discurso de García Márquez,pronunciado en el Primer Congreso Internacional de la Lengua Española, mítico para los que somos sus incondicionales, nos recibe al inicio de la travesía que emprendemos esta mañana en el Auditorio de la casa del lector, en el Matadero de Madrid.
Un discurso que termina con la maravillosa frase..."No, el gran derrotado es el silencio"
Porque las palabras, para nacer, han de ser escritas o pronunciadas, lo primero es oirlas: las palabras de Gabo, leídas en Cartagena de Indias, a tantos kilómetros de aquí, las oímos de boca de su gente, con su inimitable acento, aquí mismo y ahora....
Primero la palabra es dicha...y es oída, ya está en el aire.... 

 Cincuenta impresoras en 3D las van imprimiendo mientras nosotros nos acercamos...nunca hemos visto estas impresoras y nos asombra como poco a poco, las palabras que acabamos de oír van tomando forma.

 Con el sonido de las impresoras se crea música y las palabras, que ya son objeto, ya han sido oídas y tienen forma física, sólida, a través de otras manos se van transformando y siendo otra cosa; las mismas palabras, agrupadas de distinta manera, van formando una obra de arte, un mar de palabras; mientras que en la pantalla, el mar está formado, con olas y corrientes, con perpetuo movimiento, por las personas que en otros lugares están leyendo y grabando las palabras que nosotros estamos viendo y oyendo.


 Nos dan una palabra a cada uno, para que ayudemos a ensanchar este mar:y allá que vamos a colocarlas todo emocionados...


Para una persona como yo, que vive entre palabras, no hay mayor ilusión que ver y sentir con sus mejores amigos, lo que este gran equipo del que mi hijo forma parte, ha sido capaz de convertir en EMOCIÓN-ARTE.
Cuando acabe la muestra, estas palabras van a viajar, sólidas ya, de vuelta a casa, al país de donde salieran para permanecer en los colegios de allá.

miércoles, 25 de febrero de 2015

Actividades que animan la biblioteca escolar


Durante lo que queda del mes de febrero, la biblioteca escolar del IES Las Encinas está de lo más animada; tanto, que ayer tuvimos que delimitar el aforo porque llegó un momento en que más que una biblioteca, parecía la Gran Vía en hora punta.


 El motivo no era que a los chicos les hubiera entrado de pronto una necesidad ineludible de leer o un afán desaforado de culturizarse...pero quien va despacio llega lejos y, como la esperanza es lo último que se pierde, hay que ir poniendo caramelos en el camino para que los chicos y chicas aprendan a querer y valorar la biblioteca...así que vamos haciendo actividades que nos los acerquen al lugar y para que aprendan el camino.



 Además de las cartas de San Valentín, que este año ha superado el record del anterior y de un concurso de tartas que organizaron para que el amor supiera dulce... en la biblioteca tenemos expuestas las máscaras, caretas y antifaces que los chicos y chicas han estado haciendo con ayuda de profesores y padres para la celebración de la fiesta de carnaval...


 Una vez pasado este, nosotros intentamos recompensar el trabajo bien hecho con un reconocimiento y, es aquí donde tienen que pasar por la biblioteca, porque ahora viene el turno de votar y hay que elegir las tres máscaras que más nos gusten...


Da la casualidad de que el expositor lo tenemos colocado justo encima de las estanterías de novela juvenil; y mira por dónde, de paso que van a contemplar las máscaras, alguno que otro encuentra esa novela, estratégicamente puesta que resulta que habla de algo que le puede interesar..el compañero no va a ser menos...y los comics no están muy lejanos...¡anda, si hay también libros de deportes...oye vamos a dar una vuelta por las estanterías del fondo...

Y cuando termina el recreo, resulta que he prestado más libros y películas que habitualmente...

Pues viva el Carnaval que nos ayuda a plantar un libro en el corazón de un adolescente...¿agarrará?

jueves, 12 de febrero de 2015

Biliotecas escolares vivas vivísimas

Hay fechas en las bibliotecas escolares que resisten en que te tendrías que multiplicar para asistir a todas las actividades...pero es una alegría...
Y todo se lo debemos al entusiasmo de esos buenísimos profesores que no se dejan abatir por los recortes...a esos padres que ayudan a esos profesores poniendo toda su ilusión en que sus hijos aprendan...
Y a esos niños y niñas, jóvenes y jóvenas que se dejan guiar con curiosidad y esperanza...


 Y yo, atribulada bibliotecaria escolar, me lleno de entusiamo contagioso cuando Marcos, profesor de dibujo en el IES Las Encinas y colaborador con todas las actividades que impulsamos desde la biblioteca, nos invita a ver lo que están haciendo los alumnos/as de 1º de ESO, que permanecerá muy cerca de la bibliotecao en la próxima exposición que vamos a montar para la semana cultural que va a tratar sobre una guerra que dejó muchos muertos y mucha miseria sin razón... Un Guernika inmenso nos acompañará para que los muchachos/as comprendan la irracionalidad de las guerras...


La arquitectura nos sonríe en forma de una inmensa y maravillosa maqueta que los padres de Blanca, una de las niñas que participan en el proyecto de las casas del mundo de Educación Infantil, nos ceden generosamente para que todos los compañeros/as de su hija puedan aprender, con visita didáctica incluida...


 Los padres también se vuelcan con los disfraces de carnaval, que en infantil, tienen que ver con las casas y civilizaciones que están estudiando...


Las profesoras de los tres primeros cursos de Primaria nos llevan de cabeza al trabajo sobre El Antiguo Egipto ...increíbles disfraces e increíble ambiente...


Y podría seguir indefinidamente, porque egipcios, damas y caballeros medievales...y todo lo que imaginaros podáis sobre trabajos que estan teniendo lugar en las inmediaciones de nuestras bibliotecas escolares nos hacen seguir resistiendo hasta que estas tengan presupuesto, personal y horarios...lo demás es cosa nuestra...
¡Feliz Carnaval!

lunes, 9 de febrero de 2015

El milagro de la lectura

¡Ay mis profes de infantil!




Parece un día como los demás en la biblioteca escolar La Molinera. Son las nueve de la mañana y les toca venir a los niños y niñas de Educación Infantil de cinco años, como todos los jueves... La bibliotecaria ya ha colocado los libros para el préstamo y ha quedado con la seño, antes de que empiecen las clases en que hoy vamos a leer (Toñi, su profe) el cuento del "El viejo y la margarita" , de Roberto Aliaga antes de entregárselo a los cursos de 1º de Primaria que van a trabajar con él en la biblioteca municipal.

La bibliotecaria ya se encuentra preparada para hacer ¡¡¡¡Ssssssss! cuando le toque... y todos reirán, seguro, como siempre que se lee este delicioso cuento...

Pero esta vez a la que le toca quedarse sorprendida es a la bibliotecaria


Porque la voz que lee no es la de  Toñi, sino la de uno de los enanos...¿puede ser?...Lo es.

Desde los tres años están viniendo a la biblioteca habitualmente a escuchar un cuento y a llevarse su libro en préstamo. Poco a poco los vas escuchando ponerle voz a los cuentos diciendo algún nombre de algo que les resulta conocido en las ilustraciones o haciendo como que leen en voz alta la historia, que en realidad se están inventando a través de los dibujos...


A veces te aparecen con un dibujo para regalarte con su nombre (que más que leerse, se adivina)...

Pero el milagro de oirlos leer casi de corrido, en voz alta, llenos de ilusión, ante sus compañeros, es algo que emociona hasta tal punto, que solo lo puede entender quien lo vive.

Y aunque lo vivas cada curso, cada vez que ocurre, se te saltan las lágrimas y se te llena el corazón de agradecimiento hacia esos profesores y esos padres que te hacen el regalo de vivir la experiencia más maravillosa que pueda sentir una bibliotecaria escolar.

Yo lo llamo el Erasmus chiquitito, porque el aprender a leer sin que nadie te obligue ni te fuerce; a tu ritmo,siguiendo el camino de tu ilusión y curiosidad; encauzándote y motivándote, es el pasaporte que te abre la frontera a los países del conocimiento, de la fantasía, de la autonomía y de la libertad...

Es el pasaporte para comprender el mundo...y para mejorarlo.

Y la bibliotecaria escolar, humildemente, se siente ilusionada, emocionada y  enormemente agradecida y, sobre todo, con una inmensa esperanza de que estos chiquitines que ya empiezan a leer emprendan el camino con la alegría de los descubrimientos que hacen la vida mucho más ilusionante...

Lo más gracioso, ya para terminar, es que cuando les preguntas..."¿Y quién te ha enseñado a leer?- te miran con los ojos muy abiertos y llenos de orgullo te dicen...¡HE APRENDIDO YO SOLO!

jueves, 5 de febrero de 2015

Casas del mundo

A medida que pasan los días, un pueblo en miniatura va creciendo en el pasillo de las clases de Educación Infantil del colegio María Moliner


 En la pared, un pueblo de casitas blancas con tejados rojos, que me recuerda a los pueblos blancos de mi Andalucía, me da los buenos días cuando voy a recoger los libros bien tempranito en la mañana.


 En frente, está construyéndose un maravilloso espectáculo, un pueblo en maqueta en el que cada familia de nuestros alumnos/as, según me cuenta Chon, trae la maqueta de una casa con su jardín, sus árboles, un trocito de huerto, una piscina, coches...cada cual según su creatividad...


 Veo a Toñi, la profesora de 5 años A, encargándose de la urbanización, poniendo aquí, acercando allá, casas, calles, colinas y rotondas.....


Cuando suben a la biblioteca a escuchar sus hermosos cuentos y a llevarse sus libros en préstamos, les damos también, a las profes, los libros que hemos ido encontrando en nuestras diferentes bibliotecas escolares y en la municipal, para que puedan aprender más sobre las diferentes casas del mundo.
La semana que viene encontraré un tipi con los indios sentados alrededor; lo sé porque he visto sus huellas y un pajarito me lo ha chivado...no paran de hablar de lo que están aprendiendo estos pequeños arquitectos que, en lugar de ladrillo y cemento utilizan papel y tijeras.
No dejo de sorprenderme...a mi también me encantaría aprender como ellos, jugando y viviéndolo apasionadamente...con la ayuda de todos los adultos que les rodean y con la ilusión de que están haciendo algo maravilloso.
¡Enhorabuena, profes, así aprendo hasta yo!