Este blog es un cuaderno de notas de miradas a lo posible y reflexiones hechas a vuelapluma sobre lo que se está haciendo y lo que queda por hacer en las bibliotecas escolares para que dejen de ser un sueño o una utopía… Si has llegado hasta aquí y quieres opinar, eres un bibliolibre.

Bienvenido y espero que te quedes, necesitamos gente con ganas.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Expedición a la biblioteca escolar con Educación Infantil

Para los niños y niñas de 3 años del CEBIP Santiago Apóstol la primera visita a la biblioteca escolar es una verdadera expedición porque han de salir de su edificio y entrar en otro en el que hay que subir una escalera...


 Para empezar con el grupo que ha traído Eva, una profesora muy valiente y animosa, hemos hecho una excursión por nuestra biblioteca de colores y, como somos los más pequeños del cole, nos ha acompañado y servido de guía Bimba, el más pequeño del pueblo más pequeño...
Nos fijamos en el color azul del lomo porque como somos los más cielos del cole, le hemos pegado una pegatina azul a todos los libros que son para nosotros, son los libros-cielo...


Nosotros también somos de colores, nos miramos la piel y comprobamos que tenemos los brazos de muchos colores...como Bimba y los animales que se va encontrando...no hay dos animales del mismo color...


 Y podemos leer el cuento nosotros sólo porque, aunque todavía no sabemos descifrar las palabras, tenemos unos dibujos enormes para poder contarle el cuento a nuestros padres y hermanos...y eso que sólo hemos estado esta vez en la biblioteca...


Como Bimba, somos fuertes y poderosos y vamos a vivir la aventura de poder llevarnos a casa leones y cocodrilos enormes, todo cabe dentro de un libro.
¡Ah! pero tenemos que aprender a traer y llevar el libro, a abrirlo y mirarlo sin romperlo, cuidándolos mucho porque son de todos y los tienen que leer todos los niños de 3 años, que son muchiiiiisimos.
Por eso empezamos con libros duros y fuertes, de cartoné plastificado y de tamaño pequeño para ir acostumbrándonos poquito a poco.
Empezamos la aventura de leer antes de leer...que el libro sea una ilusión que nos enseña un mundo maravilloso...¡Caben tantas ilusiones dentro de tantísimos libros que tenemos para llevarnos a casa!

martes, 23 de septiembre de 2014

La primera bibliolibre real

Antes de cerrar la biblioteca por las vacaciones de verano, al hacer la memoria del curso que se acababa, repasando las actividades que habíamos realizado y estudiando las estadísticas, se nos ocurrió (A David se le ocurrió) que debíamos hacer algo nuevo, experimental, para no anquilosarnos y seguir creciendo.
Pensamos, a largo plazo, en que si algunos alumnos/as no vienen a la biblioteca ni siquiera con sus profesores, podríamos sacar la biblioteca al patio de recreo...nos pareció una buena idea para ir dándole forma durante las vacaciones...

 Ya la tenemos; y no me la podía imaginar más bonita. Si os fijáis ha utilizado las cajas de verdura que teníamos de la última exposición y las ha vestido de colores para que nadie pueda pasar ante ella sin pararse a mirarla.

 En la cúpula, el nombre del instituto, su logo, nuestro nombre (le ha gustado más bibliolibre que biblioteca libre) y el consejo


En cada uno de los tejados tiene un  texto que queremos transmitir...

Y unas ruedas que nos sirven para llevarla al patio de recreo: si ellos no vienen a la biblioteca, la biblioteca se les acerca.
Hemos buscado un fondo variado, capaz de cubrir los gustos y apetencias de aquellos que odian leer porque no les han enseñado a amar la lectura, y también para lectores empedernidos, de los que quieren llevarse más libros de los que presta la biblioteca...y ya mismo empezamos la aventura... libros libres para crear un pensamiento libre y diverso, un sentido crítico que nos distinga de los animales irracionales en los que a base de recortes en horas y en personas, y en aumento de ratio nos estamos convirtiendo.
Mientras tengamos ilusión, esperanza en el futuro y un David, el superprofe, que es capaz de concebir y poner en práctica lo que esperemos que no se quede en utopía...en nuestras bibliotecas escolares seguimos...¿nos acompañáis?

lunes, 22 de septiembre de 2014

Libros informativos en la biblioteca escolar

Los libros informativos son la base de nuestra biblioteca escolar: son libros llenos de imágenes con un texto que va creciendo de acuerdo a la edad de nuestros escolares, que a los niños y niñas les encantan y que les ayudan a aprender de otra manera.
Nos sentimos orgullosos de cómo hemos ido poco a poco, con bastante esfuerzo y con más ilusión, formando una buena colección de libros y películas, no sólo documentales, que ocupan buena parte de nuestras tres bibliotecas y que son los más traídos y llevados por nuestros niños/as y utilizados, cada vez más, por los profesores para hacer trabajos, tanto transversales como monográficos, que se quedan como fondo de elaboración propia y que llena de orgullo a nuestras bibliotecas al convertirlas en singulares y únicas.


 Ahora estamos llenando las estanterías de novedades de libros informativos nuevos; expurgamos los que han quedado obsoletos; los que están seriamente deteriorados y los que han muerto en la batalla de los viajes a casa a causa de rotuladores y pinturas que se parecen al Cristo de Borja.

 

Para que la biblioteca sea una verdadera biblioteca y no se convierta en un almacén es importante que las cajas con libros para catalogar y los que no sabemos si sirven o no sirven para lo que nos proponemos conseguir, no estén por el medio o arrinconadas por las esquinas.
A veces parezco un loro, repitiendo constantemente las mismas cosas, pero si queremos que la cosa vaya bien, una buena señalización, limpieza y espacio bien organizado, nos resuelven la mitad de la tarea.
Si no tenemos almacén existen cantidad de recursos para que las cosas no estén estorbando: cajas preciosas que sirven para decorar y que se entremezclan entre los estantes; hacer hueco entre las estanterías y las paredes poniendo detrás y sin que se vea lo que tenemos pendiente; un armario con llave que deja las cosas detrás de las puertas...pero cualquier recurso sirve porque como empecemos con el desorden ya no es posible enderezarlo con la falta de personal y tiempo con las que convivimos.
¡Así está mucho más bonita y más apetecible!...¿A que sí?

jueves, 18 de septiembre de 2014

Poner a punto la biblioteca escolar







 La Molinera, nuestra mascota, se pone guapa y contenta para recibir de nuevo a los niños y niñas, que ya tiene ganas de saber cómo han pasado el verano.
Aunque no abrimos las puertas hasta el primero de octubre, en la biblioteca la actividad es frenética.
Los libros estropeados, los que han perdido páginas o se han ido muriendo con tanto viaje, pasan a cajas especiales para mirar si tienen cura o han de ser expurgados y pasar a mejor vida.

 Mejoramos y cambiamos la señalización para que nuestros usuarios vayan siendo cada vez más autónomos en sus búsquedas.
Colores y dibujos van alegrando nuestras estanterías y nuestras paredes.
Desde la puerta del colegio hasta la de la biblioteca va apareciendo una indicación muy especial para que nadie se pierda..
Al mismo tiempo que vamos terminando con las cajas de las novedades para este curso, los profesores nuevos se van acercando a aprender a hacer los préstamos y a familiarizarse con nuestra manera de trabajar.
Los antiguos, que no los viejos, nos hablan de los proyectos en los que vamos a meternos a fondo ya mismo:
"Máquinas e inventores", para todo el curso.
"Medios de transporte para el primer trimestre"
"Casas del mundo" en el segundo trimestre.
"Los medios de comunicación" cerrarán el curso.
De ahí que nuestros libros informativos estén ya preparados para ponerse en marcha y llegar a muchas casas, a las más posibles, para que nuestros locos bajitos se enganchen desde ya al mundo de la cultura en pequeñito
¡Feliz entrada!

jueves, 11 de septiembre de 2014

Bienvenidos a la biblioteca escolar

Olvidar las vacaciones para entrar de lleno en el curso escolar, con tiempo de más verano que en el verano propiamente dicho, no es fácil; pero aquí estamos otro año más con la cabeza llena de proyectos nuevos e ilusiones renovadas.
Como en cursos anteriores, lo primero es visitar las tres bibliotecas y conocer las novedades de profesores y alumnos...
El horario se queda como en el curso pasado: Martes al instituto, Miércoles al Santiago y Jueves al María Moliner. Tres tardes estaremos en la biblioteca municipal, una de ellas en infantil, donde espero veros a todos.




 Esta mesa es la más maravillosa bienvenida que imaginar pudiera: fruto de la creatividad, sensibilidad y amor de alguien que, además de buen profesor y excelente bibliotecario escolar tiene alma de artista.



 Cuando me informó que tenía la idea de hacer una mesa para el rincón de lectura relajada con unas cajas de verduras pintadas, pensé que quedaría original, pero ni en mis mejores sueños podía imaginarla tan preciosa...¡menuda bienvenida a los cuatro grupos de 1º de ESO que van a ser los primeros en visitar la biblioteca! ¡Patidifusa me he quedado, mi profe!

Las cajas con el nuevo material las iremos abriendo poco a poco, al tiempo que entran en nuestros ordenadores los datos de los alumnos y profesores nuevos; al tiempo que volvemos a encontrarnos, espero que con las mismas ilusiones, y al tiempo que intentamos que nueva gente entre a formar parte de la familia que ya formamos con montones de inquietudes por la cultura y el aprendizaje... ¡Vamos a por otro curso! ...Y aquí me tenéis, como siempre, para lo que gustéis mandar

jueves, 21 de agosto de 2014

Recuerdos de infancia


Durante el mes y pico que he estado perdida por esos mundos recorriendo con mi hija pequeña los lugares de mi infancia para que no se olvide de su historia más cercana, fui a dar en esta taberna, preciosa y alegre, que se encuentra en el centro de Málaga, en la calle Granada..entré por el nombre, porque El Piyayo traía recuerdos de mi niñez, en forma de un largo poema, que me sabía de memoria, a cortas estrofas, por las veces en que mi padre, que era un gran recitados, me las iba desgranando, verso a verso, cuando me costaba tanto trabajo comer.
En el reverso de la carta, menuda sorpresa, encontré el poema entero..me embargó tanto la emoción, me puse tan contenta y le hice tantos aspavientos, que el pobre camarero se vio obligado a regalármelo...

EL PIYAYO
¿Tú conoces al "Piyayo",
un viejecillo renegro, reseco y chicuelo;
la mirada de gallo
pendenciero
y hocico de raposo
tiñoso…
que pide limosna por "tangos"
y maldice cantando "fandangos"
gangosos?
¡A chufla lo toma la gente
y a mi me da pena
y me causa un respeto imponente!
Ata a su cuerpo una guitarra,
Que chilla como una corneja
Y zumba como una chicharra
Y tiene arrumacos de vieja
Pelleja.
Yo le he visto cantando,
Babeando
De rabia y de vino,
Bailando
Con saltos felinos
Tocando a zarpazos,.
Los acordes de un viejo"tangazo"
Y, a sus contorsiones de ardilla,
Hace son con la sucia calderilla.
¡ a chufla lo toma la gente
y a mi me da pena
y me causa un respeto imponente!
Es su extraño arte
su cepo y su cruz,
su vida y su luz,
su tabaco y su aguardientillo…
y su pan y el de sus nietecillos:
"churumbeles" con greñas de alambre
y panzas de sapos.
Que aullan de hambre
Tiritando bajo los harapos;
Sin madre que lave su roña;
Sin padre que "afane"
Porque pena una muerte en santoña;
Sin mas sombra que la del abuelo…
¡poca sombra, porque es tan chicuelo;
en el altozano
tiene un cuchitril
¡a las vigas alcanza la mano;
y por lumbre y por luz, un candil.
Vacia sus alforjas
Que son sus bolsillos,
Bostezando los siete chiquillos,
Se agrupan riendo.
Y entre carantoñas les va repartiendo
Pan y pescao frito,
Con la parsimonia de un antiguo rito:
¡chavales!
¡pan de flor de harina!
Mascarlo despasio.
Mejo pan no se come en palasio.
Y este pescaito, ¡no es na?
¡sacao uno a uno del fondo del má!
¡gloria pura él!
Las espinas se comen tamié,
Que to es alimento…
Asi….despasito.
¡no llores, Manuela!
Tu no pués, porque no tiés muelas.
¡es tan chiquitita
mi niña bonita!..
así, despasito.
Muy remascaito,
Migaja a migaja, que dure,
Le van dando fin
A los cinco reales que costo el festín.
Luego entre guiñapos durmiendo,
Por matar el frío, muy apiñaditos.
La Virgen María contempla al "Piyayo"
Riendo
Y hay un Angel rubio que besa la frente
De cada gitano chiquito.

¡A chufla lo toma la gente!…
y a mi me da pena
y me causa un respeto imponente!

Ahora he podido buscar al autor y espero que mis niños lo conozcan y lo disfruten como lo hice yo en mi infancia


Luna, José Carlos de (1890-1964).
Escritor español nacido en Málaga y fallecido en Madrid. Es autor de una prolífica obra poética muy influida por la tradición popular, especialmente la de sabor andalucista, y por algunas obras de Lorca y Villalón. Entre sus libros poéticos destacan El Cristo de los gitanos (1932) y El café de Chinitas (1939). Escribió además ensayos sobre temas andaluces, como la Historia de Gibraltar (1944) y Los gitanos de la Bética (1951). Cultivó también la comedia de tipo neopopularista y de tema fundamentalmente andaluz.
La web de las biografias






martes, 8 de julio de 2014

De mi madre aprendí

Añadir leyenda
 Ayer cumplí años...muchos...y desde Alemania me llegó este texto de mi hija mediana...un hermoso texto que, además de emocionarme, me pareció una bellísima obra literaria...juzguen ustedes...después de leer...
De mi madre aprendí…

Que aquello que se busca generalmente está donde debería estar, pero la prisa lo esconde.
Por eso sólo hay que pararse. Pensar. Y volver a mirar donde ya se había mirado.
Probablemente aparezca. Y más si ella está contigo.

Que una sonrisa es la mejor carta de presentación. Y además, es contagiosa.



 A educar la paciencia y entender que cada cosa necesita su tiempo.
Para que una flor nazca, hay que regarla todo el año y tratarla con cariño.
Y es difícil orientarse en medio de una tormenta: mejor esperar a que escampe antes de tomar una decisión.

A pegarme una “jartá” de reir o comer una “mijita” de tarta.
A hacer bizcocho de limón y bufandas de punto.
 Que la ilusión es capaz de derribar paredes y la dulzura es una llave capaz de abrir casi cualquier puerta.
La constancia y la dedicación son medicinas de tratamiento lento, pero si estas ahí y te gusta lo que haces, es probable que te conviertas en una pieza indispensable.

A juzgar a la gente por dentro. Todo el mundo es susceptible de ser guapo, o en su defecto “bonico”.
Que los libros son la manera más maravillosa de viajar a lugares lejanos y conocer a gente extraordinaria, y escribir puede ser la única manera de poner en orden lo que te pasa por dentro.

Que la cocina tiene un solo secreto: la paciencia.
Si la pierdes, se te corta la mayonesa.

Que los niños son los mejores maestros, porque muchas veces ellos ven lo que nosotros no somos capaces.
La única manera de aprender es equivocándose, cayéndose y volviéndose a levantar; y la mejor manera de enseñar es permitiendo las equivocaciones.

Pero sobre todo, a entender que hay infinidad de maneras de querer, y solo tienes que encontrar la tuya.
Y querer sin condiciones.


Muchas Felicidades Mamá.
Y gracias.

Gracias a tí, mi niña